Carta a Emilia: Falda para las niñas/ Pantalón para niños

Uniformes Escolares SexistasPor una educación inclusiva, hay que romper con los estereotipos de género en los uniformes.

Os transcribimos la carta que una familia, «muy preocupada y enfadada», nos envió al mail de Emilia (emilia@vallecasviva.com)

Madrid, 11 septiembre de 2018
Soy madre/padre de 2 alumnos/as del Colegio Concertado Zazuar situado en el distrito Villa de Vallecas.
El curso pasado se hizo una propuesta al colegio (creo que no era la primera vez) y se recogieron firmas para que se ofreciera la opción de llevar pantalón a las alumnas (cuando escribo esto me parece que estoy en otra época de la historia).
Este curso ha comenzado sin esta opción y sin contestación por parte del colegio a dicha propuesta. Creo que esto no lo ven como algo prioritario en sus mejoras. Me sorprende que la igualdad de género no sea prioritaria en un centro educativo, yo creo que es justo por dónde se empieza a educar.
La falda escolar impuesta es una prenda de discriminación sexista. Se coloca a las niñas, desde que entran en el colegio,en desigualdad de condiciones.Es una vulneración sistemática del principio de igualdad y perpetúa los estereotipos de género. Si vamos más allá ,entiendo que la única forma válida y respetuosa de educar a las niñas y niños ,alejados de roles de género pasa por ofrecer una única prenda que no diferencie por sexo y que les permita desarrollarse y relacionarse como personas iguales.
Muchas de las alumnas, se ponen un pantalón corto debajo de la falda para que no se les vea la ropa interior mientras juegan. Aceptan y llegan a normalizar este malestar de género sin opción.
Con esta carta pretendo que la dirección del colegio concertado Zazuar tome conciencia de esta discriminación por razón de sexo que vulnera el artículo 14 de nuestra Constitución y rompa la brecha de la desigualdad.
Por último expresar que no parece comprensible que una ciudadana particular, sea la que tiene que denunciar esta situación, habiendo unos poderes gubernamentales que son los que deberían hacerse cargo de que el uniforme sea igual para todo el alumnado o en su defecto la opción pantalón sea obligada en todos los colegios concertados, privados…etc del territorio español.
Muchas Gracias
Anónima

NUESTRA OPINIÓN

La falda escolar es una prenda de discriminación sexista siempre y cuando en los centros que exigen uniforme, no ofrecen a las alumnas la opción de llevar pantalón. El código de vestimenta diferenciado «podría incurrir en vulneración de las garantías constitucionales de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, además de fomentar unos estereotipos de género de probado daño para su consecución». Con este tipo de practicas, los colegios no hacen otra cosa que colocar en desigualdad de condiciones a las niñas con respecto a los niños. 

Una reivindicación reciente

Este debate  lleva tiempo dentro de la Comunidad de Madrid, y aunque hay un cierto consenso, en la práctica siguen siendo familias concretas las que, a veces con mucho miedo, se enfrentan a ello. Por ello os animamos a seguir luchando por lo que creéis que es justo para vuestr@s hij@s. Ojalá muchas familias, fueran tan valientes cómo la que nos ha enviado esta carta, al imponerse a los criterios sexistas de un colegio. Si bien es cierto que los colegios concertados tienen una política diferente a los públicos, la igualdad entre ambos sexos es un derecho fundamental.

Además hay que tener en cuenta una realidad, y es que tenemos un pequeño pero creciente número de alumn@s transgénero para quienes el uniforme es muy importante para definir su propia identidad.

El patio del colegio como representación de las sociedades

Así hablaba hace un año, mas o menos, la fiscal Inés Guerrero, miembro de la Asociación Mujeres Juezas  y presidenta de la Asociación contra Violencias Machistas Gafas Lilas:

“Los uniformes escolares tienen su reflejo directo en cómo se conforma el patio escolar, porque el patio es un reflejo de cómo se organiza la vida social de l@s adult@s en España. El uso de la falda obligatoria supone una vulneración sistemática del principio de igualdad y perpetúa los estereotipos de género a pesar de que la ley de educación garantiza que deben eliminarse, Se trata de una prenda que limita el juego de las niñas o les hace interiorizar que para hacer determinadas actividades tienen que enseñar la ropa interior, pero si lo hacen son penalizadas. Es una ropa que a los niños les recuerda a cada segundo que sus compañeras no son iguales y ellas tampoco se perciben como iguales»

Desde Vallekas Feminista hemos intentado ponernos en contacto en varias ocasiones con el director del Colegio Concertado Zazuar, pero ha sido imposible concertar una visita, para que nos diera su opinión. Lo seguiremos intentando…

Seguiremos de cerca este caso, que es el caso de muchas niñas, y esperamos tener pronto buenas noticias que contaros. Todavía queda por hacer mucho por las políticas de género

Un abrazo sororo, amig@. Tienes todo nuestro apoyo.